Si algo estoy aprendiendo de mi corta pero intensa aventura fotográfica es de la dificultad que se encuentra la gente que está intentando empezar o que incluso ya lleva un tiempo para conseguir que sus esfuerzos se vean recompensados y intentar vivir a través de su pasión.
Trabajos basura, sueldos miseros, gente que ofrece reportajes de forma gratuita…
Nadie dijo que sería fácil pero no es que no sea fácil sino que es muy difícil. Poner tu futuro económico en manos de editores y de la concesión de premios o becas es algo que requiere de mucha fe, confianza en uno mismo e incluso diría que una actitud casi kamikaze y estar dispuesto a acostumbrarse al sufrimiento y/o a las penurias.

Las cosas están cambiando, no se si hoy en dia es factible ganarse la vida a través de este medio pero lo que estoy seguro es que no lo es a través de los métodos tradicionales. Internet y la globalización del mundo podrían ser una buena vía de exploración.

Ayer por la tarde me llegó un email a mi cuenta de flickr, en el se hacia referencia a la fotografía que adjunto. La intención de quien me escribía era si podía ceder la foto para colocarla en una página web que estan construyendo ya que la habían visto y era muy “chula”.
La verdad es que yo no tengo ningún problema en ceder nada, pero mientras terminaba de leer el mail me preguntaba si habían pedido también al programador la “cesión” de la construcción de la página porqué simplemente les gustaba como trabajaba.

¿Por qué esta “gratuidad” en la cesión de imágenes?

¿acaso no cuesta dinero la cámara, los objetivos, las tarjetas de memoria, la formación y el esfuerzo de desplazarse del sillón de su casa hasta el lugar en cuestión?

¿acaso es que el único requisito que debe poseer una persona para hacer una buena fotografía es un dedo ágil, raudo y veloz que permita apretar el disparador de la cámara en el momento justo?

La verdad es que a veces me pregunto si la fotografía mantiene aún algún valor.
Que alguien me lo explique…

Por algún lugar leí que cada vez había más gente que hacía fotos, pero cada vez menos fotógrafos, desgraciadamente…

Share This

Share this post with your friends!