En una ciudad donde el sol aparece muy de vez en cuando, cuando lo hace hay que aprovecharlo al máximo para poder sacar imágenes como esta.

Es increible como cambia una fotografía con una buena luz. ¿Os podéis imaginar la misma foto sin ese sol? ¿tendría algún sentido? creo que no…

Siempre nos quedará aprovechar esos instantes fugaces…

Share This

Share this post with your friends!