Poco voy a escribir, prefiero que sean las imágenes que se expliquen por si solas. 
Locura total podría ser una buena forma de describir como las gentes celebraron la consecución de la Liga.  

Afortunadamente -gracias a su propietario- pude subir al balcón del Hotel Lloret a realizar unas instantáneas de la celebraciones justo enfrente de Canaletes.

Lo que más me sorprendió fue la capacidad atlética de muchos barcelonistas de subirse a las farolas. 

Parecía que si no lo hacías sin lugar a dudas era o porqué no podías o porqué quizás no eras lo suficientemente barcelonista.

Yo lo soy -no lo oculto- pero supongo que no lo suficiente ya que en ningún momento se me pasó por la cabeza hacerlo.
De todos modos disfruté de una celebración de olor a azufre y cánticos en los que la gente no paraba de canturrear de forma irónica… “¿Por qué?

En la anterior imagen y en pleno éxtasis colectivo, el sujeto ubicado -como no- en la farola correspondiente se dedicó a quemar con bastante mala pata -sea dicho de paso- una camiseta del Real Madrid.

En esta última fotografía aparece otro aficionado con complejo de “Tarzán urbano” en pleno éxtasis celebratorio al que poco después de tomar la imagen se le cayó la bocina que amablemente le recogí.
Confío en que alguna de estas imágenes me sirvan para el Ramblejant… ¿pensáis que si?
¡Força Barça!

Share This

Share this post with your friends!